Skip to content

Origen de los animales usados en laboratorio

2012 febrero 5
by experimentacionanimal

Origen comercial 

Los animales que se usan para experimentación pueden tener diversos orígenes:

-     Nacidos en el propio laboratorio

-     Criadero externo

-     Establecimiento suministrador de animales (por ejemplo, aquellos establecimientos a los que llegan primates capturados en la naturaleza y, tras la cuarentena, son enviados a los laboratorios).

-     Otros orígenes

La Directiva 86 del Consejo de Europa establece que “En los establecimientos usuarios, sólo se utilizarán animales procedentes de establecimientos de cría o de establecimientos suministradores, salvo excepción, general o particular, concedida según las modalidades que determine la autoridad. Siempre que sea posible se deberán utilizar animales de cría. No se utilizarán en los experimentos los animales vagabundos de especies domésticas. Una excepción general que se haga conforme a las condiciones del presente apartado no podrá extenderse a los perros y gatos vagabundos”. Aunque no se especifica nada en relación a las perreras, sí parece que el concepto de de animal vagabundo incluya a los animales de albergues y perreras.

De acuerdo a las normas de la UE, sólo es preciso comunicar el origen de los animales para algunas especies seleccionadas. Además de comunicar el origen, en el caso de perros, gatos y primates no-humanos, cada individuo debe estar marcado y tener un historial propio.

Origen geográfico

En cuanto a su origen geográfico, los datos de 2008 para Europa muestran que la mayoría de las especies procedió de países de la UE. Algunas especies o grupos tienen, sin embargo, cierto porcentaje de animales de origen no europeo, entre los que destacan los gatos, perros, hurones y monos del Viejo Mundo.

Todos los prosimios y monos del Nuevo Mundo tienen su origen en la UE. Respecto a 2005, el número de monos del Viejo Mundo procedentes de la UE aumentó del 26 % (2005) a más de un 50 % (2008), ya que los criaderos de estos animales están aumentando en Europa; un claro ejemplo es el centro de importación y de cría de macacos de Camarles, en Tarragona, España.

No sorprende que los monos del Viejo Mundo sean importados de países no europeos, pero sí que el número de perros y gatos sea tan elevado, cuando en Europa hay criaderos de perros y gatos de todos los tipos. En estos casos, sólo hay dos explicaciones: o los animales tienen características concretas o bien hay acuerdos económicos entre laboratorios europeos y criaderos no europeos.

La vida de los animales antes del laboratorio

Tanto el nacimiento en un criadero, ya sea dentro o fuera del laboratorio, como la captura del animal de la naturaleza, conllevan un gran sufrimiento para el individuo.

En el caso del criadero, las condiciones de hacinamiento, cautiverio de por vida, separación continua de madres y crías, condiciones artificiales y falta de estímulos, tienen como consecuencia alteraciones físicas y psicológicas. Entre las físicas, destacan las relacionadas con la falta de espacio y de ejercicio y con la cría forzada. Entre las psicológicas destacan el estrés, miedo y ansiedad por las condiciones de vida. Las alteraciones psicológicas y las físicas se interrelacionan estrechamente, de forma que el resultado global visible son animales con movimientos estereotipados (vueltas en círculos, volteretas, movimientos de cabeza, balanceos…etc.), automutilación (arrancarse pelo o plumas, morderse las extremidades, pegarse, golpearse contra las paredes) y relaciones anormales con el resto de animales.

La captura de animales silvestres es asimismo traumática; suele llevarse a cabo mediante trampeo o persecuciones del grupo y, si es selectiva, puede implicar la muerte de ciertos individuos del grupo, por ejemplo los adultos o los machos. Los animales pasan entonces a minúsculas jaulas de transporte. Una vez llegados al centro exportador del país de origen, quedan en pequeñas y rudimentarias jaulas de cuarentena y de ahí a cajas de madera en las que serán exportados a Europa. Las condiciones de vida en los países de origen, africanos o asiáticos, son escalofriantes. Se pueden consultar informes de la RSPCA, BUAV y otras asociaciones.

Comments are closed.