Skip to content

Consumo de productos no experimentados

2012 febrero 5
by experimentacionanimal

En todos los ámbitos de consumo, y no sólo en productos experimentados en animales, sino en general, lo primero que deberíamos plantearnos es si realmente necesitamos ese producto; la reducción del consumo es la base para reducir nuestra dependencia del mercado y nuestra explotación de las personas, humanas o no, y del Planeta. Es decir, ¿necesitamos una espuma para el pelo que defina nuestros rizos o podemos vivir con los rizos menos definidos? Los productos cosméticos, por ejemplo, no sólo pueden haber sido testados en animales, sino que además suelen llevar muchas sustancias químicas nocivas para nosotros y para la naturaleza, y se presentan en envases pequeños, por lo que generan muchos residuos.

Una vez hemos decidido que necesitamos ese producto, el siguiente paso sería preguntarnos si podemos reemplazar dicho producto por alguno natural o de fabricación casera que tenga el mismo efecto; infusiones de hierbas, aceites vegetales, arcillas…etc. Cuanto menos manufacturado, mejor (es decir, antes rodajas de pepino que comprar una mascarilla facial).

Y por último, si lo necesito y no existe ninguna alternativa natural, comprar los productos de aquellas compañías que no experimentan en animales. Es una idea extendida pensar que estos productos son exclusivos de herbolarios, pero muchos son de compañías conocidas y están en cualquier tienda. Los listados son fáciles de encontrar en internet.

Comments are closed.