Skip to content

INTRODUCCIÓN

ANIMALES HUMANOS Y ANIMALES NO-HUMANOS

A lo largo del texto hablaremos de animales y de humanos como cosas diferentes con el único fin de simplificar el lenguaje. Sabemos que es biológicamente incorrecto diferenciar entre animales y humanos y que deberíamos decir animales humanos y animales no-humanos, pero es un texto muy largo y no queríamos que fuese demasiado pesado de leer.

¿EXPERIMENTACIÓN ANIMAL O VIVISECCIÓN?

Si nos vamos a las definiciones oficiales, vivisección es la “disección de los animales vivos con el fin de hacer estudios fisiológicos o investigaciones patológicas”, mientras que experimentación animal se entiende como “toda utilización de un animal con fines experimentales u otros fines científicos que pueda causarle dolor, sufrimiento, estrés o lesión prolongados”. Preferimos hablar, por tanto, de experimentación animal, por cuanto el término es más amplio y tiene una definición más moderna que se aleja de la idea simplista de la rana diseccionada.

¿QUÉ SABEMOS SOBRE LA EXPERIMENTACIÓN CON ANIMALES?                                                                                                                               

Es muy difícil obtener información relacionada con la experimentación animal. El secretismo es total y supera al que pueda haber en cualquier otro ámbito de explotación animal; por eso, la información que llega a la sociedad es escasa y parcial, ya que depende de lo que los laboratorios, empresas y gobiernos quieran publicar. De vez en cuando, investigaciones y grabaciones ocultas llevadas a cabo por activistas defensores de los animales sacan a la luz lo que nadie más nos cuenta.

Los datos que aquí manejamos son, en general, los datos oficiales que los gobiernos europeos presentan a la sociedad; más allá de la fiabilidad que tengan dichos datos, que siempre tenderán a minimizar el problema, nos parece la forma de evitar acusaciones de “inflar” cifras o “exagerar”.

ESPECISMO

Si bien barajamos argumentos científicos, históricos y estadísticos en contra de la experimentación con animales, creemos que la ética es la razón última para oponerse a la misma. Es decir, que independientemente de que los experimentos fuesen útiles o indispensables para contribuir al avance de la humanidad, nos opondríamos a ellos por considerarlos una manifestación del especismo. Esto es, el no reconocimiento de los derechos e intereses básicos de los individuos por una razón arbitraria: su pertenencia a otra especie.

Para más información: